El desamparo de los derechos fundamentales

La ineficaz protección de los derechos consagrados como fundamentales se lo debemos a Hans Kelsen.

El amparo constitucional de derechos fundamentales tiene su sentido en impedir que el poder pueda violar tales derechos en las normas que impone a los gobernados. Sin un sistema político fuerte que se funde en la libertad colectiva, las garantías legalmente previstas para la protección de los derechos fundamentales se vuelven insuficientes e inútiles, como ocurre en los Estados de partidos en los que la vulneración de estos derechos constitucionalmente consagrados se convierte en una cuestión rutinaria. Los tribunales, de ordinario, son incapaces de hacer frente de manera efectiva a este problema, precisamente porque la interpretación y resolución de las principales cuestiones que atañen a la Norma Fundamental quedan reservadas a un único Tribunal Constitucional, con competencia exclusiva en todo el territorio nacional, cuyo exceso de trabajo pendiente termina por rayar lo absurdo, siendo absolutamente ineficaz para tratar todos los casos correspondientes a su ámbito competencial y prácticamente imposibilitado para derogar ninguna ley que vulnere un derecho fundamental.

Con la consagración en una Norma Fundamental de la fórmula ideada por Hans Kelsen para la Constitución austríaca de 1920, que fue posteriormente imitada en todas las partidocracias europeas, se crea un poder de interpretación constitucional vinculante que queda reservado a un único tribunal no jurisdiccional, cuyos miembros son designados exclusivamente por los partidos políticos, contra los que hipotéticamente debería actuar cuando abusaran de su poder. He aquí la trampa. Allí donde los tribunales ordinarios carecen de la competencia para conocer sobre todo tipo de cuestiones constitucionales, incluida la inaplicación de las leyes que vulneren el texto constitucional, no existe una verdadera protección de los derechos fundamentales, sino un tribunal político influenciado por los mismos que deciden su composición. De este modo, la vulneración de derechos fundamentales por parte del poder al legislar raras veces será siquiera controlable.

Autor: Javier Oliveira Garrido

Repúblico y poeta existencialista, con conocimientos básicos de Derecho. Asociado al Movimiento Ciudadano hacia la República Constitucional.

2 comentarios en “El desamparo de los derechos fundamentales”

  1. A estas alturas estamos asistiendo a un fracaso colectivo de la democracia representativa, puesto que los partidos politicos ponen por delante sus intereses a los de la mayoria que debian representar. En mi opinión y estando de acuerdo con la frase de Churchill de que la democracia es el menos malo de los regimenes politicos, creo que en España habria que implantar una democracia participativa

    Me gusta

    1. Con la complejidad actual que existe para elaborar las leyes una democracia directa o participativa, con un referéndum para cada precepto legal que se pretendiera aprobar, sería imposible. Por la cantidad de leyes que se aprueban al año y por las dificultades técnicas que entrañan.
      No es un problema de democracia representativa o participativa, sino que en España no hay democracia representativa. La representación queda excluida con un sistema proporcional de listas y un ejecutivo que controla al legislativo. Eso no es democracia, es una oligarquía turnista. Con el simple hecho de que haya votaciones cada cuatro años no basta si lo que se vota son bloques de correligionarios a partidos de masas. Contra esta forma de elección es lo que hay que protestar, comenzado por no participar en ella.
      Un beso muy fuerte.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s